Cómo se combaten los incendios con drones

Cada vez más países están usando drones para combatir incendios. Sus bajos costes y su alta efectividad los convierten en una herramienta muy atractiva en la lucha contra las llamas. Además, la evolución tecnológica, acompañada de la mejora de los RPAS, permite contar con aeronaves no tripuladas cada vez más autónomas, ligeras y resistentes, ideales para combatir al fuego.

Una de las aeronaves que mejor desempeño ha demostrado en la lucha contra los incendios forestales es el dron híbrido de Aerocamaras, capaz de volar hasta 7 horas ininterrumpidas. Además, existen sensores, como el LiDAR, y cámaras especiales, como las térmicas, que una vez integradas al dron potencian su capacidad de apoyo al personal de emergencias. Ahora bien, ¿cómo trabajan los drones cuando un incendio ya está en marcha?

Control de la zona incendiada

Son varias las tareas que desarrollan los drones frente a un incendio. La primera de ellas consiste en recoger información sobre las características y la magnitud del fuego. La aeronave sobrevuela la zona y capta imágenes que son enviadas en tiempo real a las autoridades. Además, integran datos como la temperatura, la velocidad y dirección del viento. El piloto, por su parte, se encuentra a una distancia segura, sin exponerse al peligro de las llamas.

Verificación de fuego extinto

Una de las situaciones más peligrosas que se producen en los incendios suceden cuando este ya ha sido controlado. Es entonces cuando las medidas de seguridad se relajan y, muchas veces, el fuego regresa con más fuerza, porque no había sido extinguido totalmente. Equipados con cámaras térmicas, las RPAS son capaces de sobrevolar la zona afectada y corroborar si, efectivamente, el foco ha sido apagado por completo.

Control de zonas urbanas en riesgo

Las tareas de control no se llevan a cabo exclusivamente en la zona afectada por el incendio, sino también en las inmediaciones del mismo, especialmente cuando esto sucede cerca de áreas pobladas. En estos casos, los drones pueden realizar distintas tareas, como el seguimiento de las condiciones climáticas o la identificación de los sectores más vulnerables. También, en situaciones de emergencia, pueden acercar material de supervivencia a las personas afectadas o, incluso, proveer de información a la población en riesgo, mediante altavoces.

Galicia, pionera en España

La Xunta de Galicia se encuentra entre los primeros gobiernos autonómicos que han incorporado drones en la lucha contra los incendios forestales. Las autoridades gallegas, en colaboración con Aerocamaras, han formado pilotos de drones especializados en situaciones de emergencia y seguridad que ya se encuentran trabajando en labores de prevención y control. Esta experiencia ya se está aplicando en otras regiones del país.

El uso de drones para combatir incendios ya no es una novedad en España, uno de los países europeos más afectados por este tipo de catástrofes ambientales. Su implementación permite abaratar los costes operativos, minimizar los riesgos para el personal de emergencias, agilizar los tiempos de respuesta y mejorar considerablemente la recolección, análisis y transmisión de datos.

Fuente: Aerocámaras

Categorías Noticias

Deja un comentario