El 5G llevará a los drones a un nuevo nivel

La utilización de las redes 5G para operar las naves no tripuladas permitirá realizar vuelos más allá de la línea de vista así como que drones puedan coexistir a bajas altitudes en el mismo espacio aéreo.

La quinta generación de tecnologías móviles, 5G, traerá grandes transformaciones no sólo para los teléfonos móviles, sino también para un amplio número de aplicaciones en la industria, el comercio, el cuidado de la salud, la seguridad, y otros ámbitos de la vida humana.

Según el consorcio 5G Americas, uno de los sectores donde se prevé grandes cambios es en el de los vehículos aéreos no tripulados (VANT) o drones.

Los VANT o drones constituyen una tecnología que aún se encuentra en una fase de crecimiento, pero con un tremendo potencial de aplicación en diversas industrias y aplicaciones. Uno de ellos, de gran importancia para América latina, es su empleo en la agricultura, ya sea para reconocimiento de terrenos, análisis de suelo y monitoreo de cultivos, entre otros usos. Pero también pueden ser utilizados en infraestructura, transporte, seguridad, entretenimiento, salud, telecomunicaciones y minería, entre varias otras áreas.

La integración de los VANT en el estándar de comunicación 5G traerá grandes avances para estos dispositivos. En primer lugar, la utilización de las redes 5G para operar (comando y control) a estas naves no tripuladas permitirá realizar vuelos más allá de la línea de vista entre la aeronave y su controlador, incorporando incluso algunas capacidades de vuelo autónomo.

En una segunda instancia, la estandarización de las comunicaciones de los VANT en 5G podría sentar las bases para el desarrollo de un sistema de gestión de tráfico centralizado o UTM (Unmanned Aircraft System Traffic Management).

Este sistema será vital para permitir que múltiples operaciones de drones puedan coexistir a bajas altitudes en el espacio aéreo, manteniendo condiciones de seguridad y verificando el cumplimiento de las normas de aplicación.

La red 5G podría identificar a los vehículos y sistemas, comprobar y gestionar sus permisos para operar, así como verificar el cumplimiento de normas y regulación por parte de estos. Esto podría significar también la introducción de algunas capacidades de vuelo autónomas para los vehículos aéreos no tripulados.

Fuente: panoramaaudiovisual.com

Categorías Noticias

Deja un comentario