Zaragoza participa en proyectos europeos de uso de drones en entornos urbanos

Zaragoza participa en dos consorcios europeos para explorar de forma pionera las posibilidades del uso de drones en entornos urbanos en aspectos como el transporte de mercancías y personas o el control de la utilización del espacio público y de los movimientos de ciudadanos y vehículos.

Se trata de los proyectos “Sombrero” y “Flying forward”, integrados por empresas, entidades públicas, universidades, ayuntamientos y centros de investigación europeos que se han presentado a la convocatoria de fondos para investigación, desarrollo e innovación del programa H2020 “Towards Sustainable Urban Air Mobility” (hacia una movilidad aérea urbana sostenible).

Según el Ayuntamiento de Zaragoza, con su integración en ambos proyectos, la capital aragonesa se posiciona de forma destacada en el desarrollo de la tecnología de la movilidad aérea urbana, que será protagonista en las ciudades durante las próximas décadas.

Esta semana se ha completado la presentación, parte de ambos consorcios, de toda la documentación requerida para optar a la ayuda europea que posibilite su realización.

El resultado de las adjudicaciones de la convocatoria H2020 a los proyectos ganadores se conocerá en septiembre.

Tal y como explica la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, el Gobierno de Zaragoza tiene la “firme voluntad” de lograr que la ciudad sea una referencia europea en todos los desarrollos relacionados con la movilidad y la logística, que “impulsará la atracción de talento y de empresas de alto nivel tecnológico que generen empleo y riqueza en nuestra ciudad”.

En este ámbito, el uso de drones para servicios urbanos es un vector de desarrollo que está ahora mismo en eclosión “y es muy importante que Zaragoza esté posicionada en este ámbito desde el primer momento”, ha apuntado.

El proyecto Sombrero, liderado por el Centro Aeroespacial Alemán, está formado por 31 socios de 13 países diferentes, entre los cuales están destacadas empresas tecnológicas y de gestión como Israel Aerospace Industries (fabricantes de aeronaves de todo tipo), Lilium (fabricante de drones de gran tamaño) o INECO (ingeniería española referente mundial en infraestructuras de transportes).

Asimismo, forman parte de este proyecto entidades académicas como CIRA (centro italiano de investigación aeroespacial), la Universidad Hebrea de Jerusalén, la Universidad de Bolonia, la Universidad Politécnica de Madrid, CRIDA (centro de referencia de investigación y desarrollo aeroespacial) o, en calidad de asesor, EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea).

El objetivo de este proyecto es proporcionar un paquete de soluciones y herramientas que faciliten la implementación de aeronaves no tripuladas (drones) en entornos urbanos.

El proyecto desarrollará plataformas de simulación que sirvan para la integrar los drones en procesos de planificación de la movilidad urbana que serán verificados en ensayos reales.

La participación de Zaragoza destaca por ser la única ciudad en la que se desarrollarán las pruebas piloto en un entorno real con 3 escenarios posibles a ensayar: transporte de mercancías entre vertipuestos (puntos de despegue y aterrizaje de drones), de personas (taxi aéreo) y de material de rescate/personas de una base a un punto indeterminado donde se sitúa la emergencia y transporte de un herido de retorno a la base.

El proyecto tiene 3 años de duración y la participación de Zaragoza se realizará en la fase final de desarrollo, ya que será la valoración final del trabajo de investigación.

Por su parte, el proyecto Flying Forward está liderado por Brainport Development NV, de Holanda), lo conforman 12 socios de 6 países europeos, además de 17 entidades colaboradoras, entre ellas, EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea), ENAC (Autoridad italiana de Aviación Civil), ESA (Agencia Espacial Europea) y Microsoft como proveedor de servicios en la nube, en este caso.

Su objetivo es analizar las condiciones que deben establecerse para el desarrollo del uso de drones en el entorno urbano, para lo cual se realizarán ensayos de uso en cinco ciudades de distintas características, entre ellas Zaragoza.

La participación de la capital aragonesa se concentrará en analizar el uso de sistemas de drones automáticos para control y gestión de la movilidad urbana, con dos aspectos diferenciados: el control del uso del espacio público y el control de los movimientos de personas y vehículos en la celebración de eventos multitudinarios en las vías públicas (por ejemplo, actos en las Fiestas del Pilar) durante 2 años consecutivos.

El proyecto tiene una duración de 3 años y Zaragoza participará durante los 2 dos últimos para analizar los resultados de las mejoras obtenidas a través del uso de los drones.

Fuente: heraldo.es

Categorías Noticias

Deja un comentario